Seleccionar página

Insights

Ciclo menstrual: un marcador de salud y rendimiento
10 Nov 2021   -   

El fútbol femenino es actualmente un valor en alza que está ayudando a impulsar el deporte en las mujeres. Según el Dr. Ian Rollo (Gatorade Sports Science Institute), este fenómeno es un resurgimiento, ya que en la primera década del siglo XX se jugaban partidos de fútbol femenino en los que se llegaron a reunir en Inglaterra a más de 55.000 espectadores. El éxito del fútbol femenino se interrumpió de forma abrupta cuando la Federación Inglesa lo prohibió en 1921 porque era inadecuado para las mujeres, entre otras razones alegando que podría afectar a su capacidad reproductiva. Esto hizo que otros países como Brasil siguieran su estela y comenzara una época en la que pasó al olvido. En el siglo XXI esta realidad dio un giro de 180º, y el fútbol femenino volvió a llenar estadios en eventos internacionales como en la pasada final de la Champions League en la que el FC Barcelona se hizo con el título.

La fisiología de la mujer y sus implicaciones en el deporte.

El Dr. Anthony C. Hackney, profesor de fisiología y nutrición de la Universidad de Carolina del Norte, ha hablado de la perspectiva fisiológica de la mujer. Una de las principales diferencias entre sexos radica en las hormonas sexuales y su impacto en la salud ósea, muscular e inmunitaria. Las hormonas sexuales esteroideas afectan por ejemplo a la percepción del dolor, al estado de ánimo o la calidad del sueño. Esto contrasta con la realidad que durante décadas ha imperado en el mundo de la investigación y el rendimiento, donde se ha tratado a las “mujeres como hombres pequeños”. Apenas existe evidencia científica centrada en aspectos fisiológicos de la mujer.

Anticonceptivos orales, ¿afectan al rendimiento?

Esta cuestión es relevante porque una gran parte de las mujeres que hacen deporte utiliza anticonceptivos (alrededor de un 50%), siendo la píldora oral el anticonceptivo hormonal el más utilizado. ¿Su uso influye en el rendimiento? Diversos meta-análisis recientes presentados por el Dr. Hackney muestran una reducción trivial del rendimiento en aquellas mujeres que toman la píldora. “A pesar de que puede ser una disminución trivial, los efectos triviales pueden tener una gran importancia cuando se ha visto que la diferencia entre un primer puesto y un segundo puede ser de 0.02 segundos”. Un aspecto también importante es la propia opinión de las deportistas. Estudios informan que la mayoría piensa que tanto el ciclo menstrual como los anticonceptivos orales tienen influencia en su rendimiento, lo que muestra la necesidad de seguir investigando y comunicarse de forma continua con ellas para avanzar en el conocimiento del deporte femenino.

La salud es la clave del rendimiento

La Dra. Nicola Keay (University College London, Durham University) ha señalado que el ciclo menstrual es un marcador importante de rendimiento y de salud. Si el ciclo es regular indica que la deportista tiene una buena condición fisiológica. Su sistema cardiovascular, inmunitario, hormonal y muscular está en óptimas condiciones. Por ello, monitorizar las diferentes fases del ciclo, su duración, síntomas o el sangrado debe ser parte importante de la preparación de las deportistas. Tener una buena comunicación y mostrarles su dinámica hormonal puede ayudarles a mejorar los procesos de entrenamiento y su propia salud. Tal y como ha dicho la Dra. Georgia Brunvels (Universidad St Mary’s, Londres): “tenemos que empoderar y educar a las jugadoras. Tienen que saber cómo cuidar su propio cuerpo comprendiendo sus variaciones hormonales y cómo influyen a su estado físico y mental”.

La salud es la clave para la mejora del rendimiento

La salud es la base sobre la que trabajar con las deportistas, ha insistido la Dra. Keay. Tienen que estar sanas para poder rendir. Las deportistas deben saber que su rendimiento se ve afectado si no tienen una óptima disponibilidad energética. Debido a la elevada prevalencia de este estatus metabólico, tiene que ser un objetivo prioritario identificarlo lo antes posible. Por ello, el abordaje nutricional y la carga de entrenamiento deben individualizarse y adecuarse al perfil hormonal de cada deportista. Esto es relevante en todas las etapas de la vida, ya que, en la pubertad, en la edad adulta y en la etapa postmenopáusica, la producción de hormonas es totalmente diferente, algo que entrenadores y nutricionistas deben tener en cuenta.

Monitorización de los parámetros fisiológicos en del fútbol femenino

La Dra. Beatriz Candás Estébanez del hospital de Barcelona ha explicado cómo el FC Barcelona utiliza el análisis de biomarcadores para conocer de forma más detallada el estado metabólico e inflamatorio de las jugadoras. Algunos de los más utilizados son la testosterona, el cortisol, el ratio testosterona/cortisol, la CK, el índice glutamina/glutamato o las glicoproteínas. Con el fin dar un salto de calidad en los procesos de predicción, desde el club están llevando a cabo estudios metabolómicos para conocer con más detalle los requerimientos energéticos de las jugadoras.

Si hay un campo de conocimiento que está revolucionando la salud y el rendimiento es la microbiota, la población de microorganismos que habitan nuestro organismo. De este tema tan relevante y del que todavía se desconoce su potencial ha hablado el Dr. Ken McGrath (Microba), quien ha mostrado cómo los deportistas presentan una mayor diversidad bacteriana, algo que se relaciona con el rendimiento. Así, el uso de antibióticos ha mostrado en ratones que podría afectar a la salud bacteriana o cómo un género de bacterias (Veillonella atypica) se relaciona con una mejora de la capacidad de convertir lactato en energía. Debido a la importancia de la microbiota, Marta Llopis ha presentado myBIOME, un proyecto que el FC Barcelona ha desarrollado junto a SYNLAB en el que se analiza la secuenciación metagenómica del ADN de las heces de las jugadoras del primer equipo. Los resultados han mostrado cómo por ejemplo el 90% presenta diversidad bacteriana óptima, mientras que el 10% tiene una diversidad reducida.

Análisis de la carga externa en el fútbol femenino

Si comparamos la intensidad del fútbol femenino en los últimos años, la intensidad de las acciones de juego ha incrementado de forma considerable. Dawn Scott, consultora de rendimiento de la FIFA ha mostrado cómo las acciones por encima de 19 km/h, consideradas de alta intensidad y a las que llama “momentos críticos” del juego, han incrementado hasta un 30%. Por ello, ha expuesto la necesidad de exponer a las jugadoras a la intensidad que el juego va a requerir. Deben diseñar ejercicios que permitan desarrollar acciones a esta velocidad. Además, exponer a las jugadoras a elevadas cargas de trabajo y a ejercicios de máxima velocidad podría reducir el riesgo de lesión. “El trabajo de sprints podría actuar como ‘una vacuna’ para las lesiones”.

Una nueva época en la investigación del fútbol femenino

Una de las principales problemáticas que tiene el campo de conocimiento del deporte femenino es que apenas existe investigación hecha en mujeres deportistas. Para paliar esta problemática, la Dra. Antonia Lizarraga y Mireia Porta han hablado sobre cómo desde el FC Barcelona se están estudiando más de 500 parámetros en el equipo femenino (p. ej. Metagenómica, microbioma, variabilidad de la frecuencia cardiaca o la calidad del sueño). Un aspecto que ha resaltado la Dra. Lizarraga es la importancia de las hormonas sexuales en el rendimiento y en la composición corporal, sobre todo la testosterona. Esta hormona es la principal determinante en las diferencias que existen en los niveles de fuerza y de masa muscular entre hombres y mujeres. Esta misma relación se extiende a las mujeres más fuertes: la testosterona es un factor diferencial.

En relación con la baja disponibilidad energética, desde el club se han dado cuenta de que los registros dietéticos no son fiables a la hora de detectar este estado, ya que han encontrado que más del 90% de las jugadoras reporta valores deficitarios y la realidad no es esa. Analizar el perfil anabólico (p. ej. la hormona dehidroepiandrosterona) o aspectos de composición corporal puede ayudar a monitorizar de manera óptima el estatus metabólico. En el caso de las jugadoras del primer equipo no han encontrado casos de deficiencia energética relativa.

Un aspecto muy interesante que ha planteado la Dra. Lizarraga es la selección natural que se visualiza en el fútbol de élite: un gran número de jugadoras tiene hiperandrogenismo, lo que se relaciona con mayores niveles de fuerza y coordinación. Otro punto importante es la monitorización de Vitamina D, una hormona fundamental del sistema inmunitario y muscular, ya que una gran parte de la población y de los deportistas presentan niveles deficitarios. Por ello, es necesaria en muchos casos la suplementación para elevar su concentración.

Una aproximación práctica a la nutrición deportiva

¿Cómo trabajan diferentes profesionales en el ámbito del alto rendimiento? En la parte final de esta jornada, Lindsay Langford, de la federación estadounidense de fútbol, ha presentado menús que suele utilizar para facilitar el día a día de las jugadoras: ensaladas preparadas, verduras sin almidón, o alimentos con propiedades vasodilatadoras como la remolacha. Un aspecto al que ha hecho hincapié es el tipo de cocinado, ya que intenta que los platos sean de fácil preparación y saludables al mismo tiempo. Por otro lado, en relación con la suplementación, un “truco” que utiliza es organizarla en un pastillero y en un armario, donde reparte las diferentes bebidas y suplementos para que a las jugadoras no se les olvide en partidos y entrenamientos.

Lloyd Parker, responsable de nutrición del Everton, ha presentado un caso práctico que forma parte del doctorado que está llevando a cabo: monitorización de la recuperación de una jugadora que sufrió una rotura del ligamento cruzado anterior y que después de la cirugía perdió la regla durante 6 meses. Ha detallado la importancia de la composición corporal, de la ingesta calórica, del gasto energético y del control del estrés para intentar revertir la amenorrea. Según Parker, quizá el problema no fue de baja disponibilidad energética y sí de estrés psicosocial derivado de la proximidad del mundial, algo que le hizo ver que la solución no es tan fácil como comer más y entrenar menos. La comunicación es capital en estos casos.

Para finalizar, ha habido una mesa redonda entre las responsables de nutrición del FC Barcelona Mireia Porta y la Dra. Antonia Lizarraga, y la jugadora del primer equipo Mariona Caldentey. Tal y como ha dicho la jugadora, en el pasado desconocían la importancia de la nutrición, ya que en muchos casos era habitual comer comida rápida después de los entrenamientos o los partidos, y la implementación de un programa de educación por parte del club ha cambiado de forma radical el paradigma. Saben por qué comen lo que comen y cuándo deben hacerlo. Facilitar y simplificar el proceso en su día a día ha hecho que muchas de ellas se interesen por la nutrición y sepan de su relevancia para la salud y el rendimiento. Utilizar estrategias visuales como infografías ha hecho que mejoren la calidad de su nutrición.

Construyendo el futuro de la industria del deporte