Seleccionar página

Insights

«El fútbol es la mejor manera de hacer amigos» – Daniel Foth, fundador de Celebreak

12 Dic 2023   -   

Jugando al fútbol vas a tener la oportunidad de conocer a gente de cualquier edad, cultura, religión o estrato social. No existe ningún otro deporte más inclusivo y accesible

La fórmula es sencilla: juega donde quieras y como quieras. Y el desarrollo de la idea ha sido apasionante. Porque básicamente CeleBreak ha conseguido conectar a más de 30.000 personas en los últimos doce meses. Los usuarios de su app son hombres y mujeres que no tenían con quién jugar al fútbol cada semana en Barcelona, Madrid, Málaga, Valencia, Frankfurt o Munich. Gracias a esta app, que a partir de ahora forma parte del programa de desarrollo de startups del Barça Innovation Hub, se llegan a celebrar hasta 1.500 partidos al mes en los que los usuarios solo se han tenido que preocupar de traer sus botas.
Daniel Foth es su fundador. Un joven alemán residente en Barcelona que asegura que el 90% de sus amistades fueron generadas alrededor de un balón, desde la infancia hasta la madurez con dos hijos.

La idea de Celebreak es absolutamente vocacional. ¿En qué momento comenzaste a pensar en ello?

Primero explico algo sobre mí. Mi madre es filipina y mi padre alemán, y yo nací en Frankfurt: una ciudad de bancos y corporaciones. Llevo jugando al fútbol desde los 4 o 5 años. Mi padre me ponía a jugar y me enganché. Siempre he jugado en clubes federados o con amigos en la calle, casi a diario, en partidos de todo tipo como extranjeros contra alemanes, por poner un ejemplo. Y hasta los 16 jugué a un nivel muy alto en mi región, pero enseguida me di cuenta de que no tenía el talento y la disciplina suficiente y lo tuve que aceptar.

Te olvidaste del fútbol profesional pero no querías dejar de jugar.

El fútbol para mí siempre ha sido la mejor manera de hacer amigos. Mis amigos de la juventud son del fútbol. Después, en la siguiente fase de mi vida, hice otros amigos también gracias al fútbol. Con 18 años, en la universidad no tenía amigos y gracias al fútbol conocí gente. Creé un club por diversión y se formó rápidamente un grupo con los que ahora son algunos de mis mejores amigos. Después me fui a trabajar a Lufthansa y te puedes imaginar el tipo de empresa, todo el mundo con corbata, muy diferente de mi vida estudiantil, pero en la primera semana fundé el club de fútbol de Lufthansa. Siempre por diversión, pero fue una experiencia estupenda porque tuvimos en el equipo desde directivos a trabajadores. Después de los partidos siempre nos tomábamos una cerveza y hacíamos mucho networking de esa manera. Me gustaba esta empresa, pero no me apasionaba, y con 25 años me mudé a Barcelona.

¿Por qué elegiste Barcelona?

Aquí vine con mi novia, ahora ya la madre de mis dos niños y ¿Barcelona por qué? Porque me encanta el sol, la montaña pero también porque pensamos que es una ciudad muy internacional con una cultura propicia para la creación de startups, muy abierta y por eso la elegimos. Aquí hice un MBA en Esade y tuve la idea de montar algo, pero no sabía qué.

Por otra parte, en Barcelona no quería jugar al fútbol federado y tener que comprometerme con entrenamientos, ser suplente con un entrenadornecesitaba más flexibilidad, quería conocer gente y de ahí surgió CeleBreak.

Otro factor clave también, que me sirvió de inspiración, fue que el FC Barcelona también estaba en esa época bajo el mando de Guardiola, con Busquets, Iniesta, Xavi o Messi jugando el mejor fútbol que jamás había visto hasta entonces.

Creaste una empresa para poder jugar al fútbol y hacer amigos.

Al principio fue un grupo de WhatsApp y en pocas semanas ya había 256 personas, que por aquel entonces era el máximo que se podía tener. Ahí me di cuenta de que había más gente como yo que quería jugar con quien quisiera y cuando quisiera. Así montábamos las pachangas, pero había demasiados mensajes para cada partido: quién paga, quién lleva el balón… un montón de trabajo, y un caos estar al tanto de todo. De ahí creamos la primera versión de la app, y ahora mismo somos una de las comunidades más activas con 30.000 usuarios únicos, de los cuales juegan entre 7.500 y 8.000 cada mes con nosotros.

que había más gente en tu situación, desde luego.

Ahora mismo lo pienso y creo que el 90% de mis amistades son por el fútbol en diferentes etapas. Esa es la verdadera motivación para crear CeleBreak. Me gusta mucho el deporte y desconectar, además de conocer gente de todo tipo. Porque jugando al fútbol vas a tener la oportunidad de conocer a gente de cualquier edad, cultura, religión o estrato social.

Recuérdanos los datos y lugares donde está ahora mismo Celebreak.

30.000 jugadores en los últimos 12 meses, con unos 7.000 jugadores activos cada mes. Hemos organizado entre 1.200 y 1.500 partidos este año. Estamos en España y Alemania. En Barcelona, Málaga, Madrid, Valencia, Munich y Frankfurt. La idea es extendernos a través del FC Barcelona a otras ciudades.

¿Tenéis datos que expliquen que jugar al fútbol se ha convertido en una actividad deportiva senior más que de jóvenes?

Hay gente que juega hasta los 40, 50 o 60 años, y lo ha retomado después de una pausa en su vida. Pero lo que también vemos es a mucha gente de 18 años que deja el fútbol federado, quizás porque a esa edad prefieren una opción con más flexibilidad y menos compromiso, y que ven que nuestra app les da esa oportunidad para seguir jugando con frecuencia, pero con menos ataduras. No tengo los datos concretos que confirmen esto a nivel estadístico, pero es la impresión que nos llevamos cuando hablamos con muchos de nuestros usuarios en los partidos o a través de nuestra comunidad en redes sociales

Una de las características de Celebreak es que puedes jugar fútbol mixto.

Una de nuestras primeras empleadas es holandesa, una gran jugadora. Gracias sobre todo a ella se impulsó esto desde el principio, y en los últimos dos o tres años, el interés por este tipo de partidos ha crecido un montón. De hecho, ya tenemos algunas parejas que se conocieron en los partidos y siguen jugando juntos a día de hoy.

«Y ahora mismo somos una de las comunidades más activas con 30.000 usuarios únicos, de los cuales juegan entre 7.500 y 8.000 cada mes con nosotros»

Una de las grandes frustraciones de los organizadores de partidos es conseguir llegar a ser suficientes para sumar un equipo. ¿Hay posibilidad de jugar un equipo contra otro?

Nos pasa mucho que hay grupos de amigos y ponen su equipo. La primera opción es reservar siete u ocho huecos y otras veces nos preguntan por partidos privados. Estamos pensando en abrir una opción en la que un equipo pueda retar a otro porque hay muchos equipos dentro.

¿Cómo es el modelo de negocio?

Cada persona paga por su plaza y partido unos 4 o 5 euros en las opciones más baratas, que varían en función del precio del alquiler del campo, pudiendo llegar a unos 9 euros. De ahí nosotros nos quedamos con un margen, con el que también cubrimos los gastos de organización y materiales.

¿Y siempre hay una persona encargada de organizarlo?

Nosotros buscamos al organizador, alquilamos el campo y llevamos balones y petos para que el cliente final no tenga que preocuparse por nada.

¿Cómo es el perfil de los usuarios, son extranjeros o locales?

Hemos visto un caso muy interesante en el que mucha gente juega hasta los 18 años, y gracias a CeleBreak vuelven a jugar de nuevo. En este caso si vemos mucha más gente joven local en Barcelona, por poner un ejemplo concreto, no solo extranjeros.

¿Qué os aporta como empresa el acuerdo con el FC Barcelona?

Personalmente siempre me gustó mucho el lema “Más que un club, en el sentido de que es un club abierto, y además me encanta su estilo. Es un sentimiento con el que también nos sentimos súper identificados en CeleBreak, que además de fútbol, va de crear amistades y estrechar lazos entre comunidades a través de la práctica del deporte. Además de eso, es una marca con un reconocimiento global, y creo que nos ayudará mucho a ser más conocidos. También y sobre todo tres cosas: acceso a los campos de la Ciudad Deportiva, que es una gran experiencia, el contacto con las peñas (que ayuda a traer a más gente local a jugar),  y por último la visión global, porque el Barça tiene aficionados en todo el mundo. Nos otorga la credibilidad como marca para expandirnos más allá de nuestras fronteras.

Fundador de Celebreak con Joan Laporta

 

¿Desarrollareis la parte social de la app para que la gente se conozca?

Estamos organizando también torneos. Lo más importante es cómo puedes encontrar la mejor comunidad para ti. Por ejemplo, si eres padre o si eres universitario, o si tienes 18 años y acabas de dejar de jugar al fútbol federado por otros compromisos, como los estudios o el trabajocuando juegas con gente que tiene tus mismos intereses, se forman amistades que duran para toda la vida. Juegas junto a gente como tú y también tienes algo de qué hablar. Por eso estamos trabajando en que los usuarios añadan también  su profesión, edad, hobbies u otras pasiones, y que sirva también para hacer networking, por ejemplo. El fútbol es el deporte más real y más inclusivo de Europa. No existe algún otro deporte más accesible.

¿En qué superáis a otras aplicaciones que organizan eventos deportivos?

Otras por ejemplo son 100% abiertas y eso tiene ventajas, porque puedes crear un partido en cualquier parte, pero en realidad genera más problemas (y da más dolores de cabeza) porque fallan muchos partidos, se caen jugadores a última hora que no puedes reemplazar, hay menos control con la puntualidad, y en general son sistemas bastante menos fiables. Y creo que esa es la razón principal por la que nosotros hemos conseguido crecer.

Construyendo el futuro de la industria del deporte