Seleccionar página

Insights

El riesgo de lesión y las estrategias de recuperación en el mundo del fútbol
7 Mar 2022   -   

El riesgo de lesión en el fútbol es alto. Un equipo profesional de fútbol con una plantilla de 25 jugadores sufre de media 50 lesiones durante una temporada. La tasa de lesiones es de 8,1 lesiones/1000 horas de exposición, con una incidencia casi 10 veces superior en los partidos en comparación con lo que sucede en los entrenamientos.

Además de la evidencia científica y la experiencia clínica, el éxito de los programas de prevención y recuperación de lesiones tiene mucho que ver con las creencias y expectativas que los jugadores y los entrenadores tienen. Cuando la evidencia científica coincide con las creencias de un deportista, es relativamente fácil evitar o presentar un nuevo enfoque. Sin embargo, en otras ocasiones, las percepciones de los jugadores y los entrenadores pueden chocar con la evidencia científica que suele soportar las rutinas de intervención. Por eso es muy importante comprender los factores que influyen en los deportistas y técnicos para aceptar, adoptar y cumplir con los elementos de la intervención. La adherencia a las propuestas de entrenamiento se consigue mejor cuando los deportistas creen en lo que están haciendo y ya sabemos que un alto cumplimiento de los programas de prevención lleva a una menor probabilidad de lesión.

¿Cómo perciben los jugadores y entrenadores el riesgo de lesión?

Algunas investigaciones recientes han estudiado las percepciones que los futbolistas y los entrenadores tienen acerca de los factores que pueden llevar a una lesión y las estrategias de prevención y recuperación.  Los resultados sugieren algunas conclusiones muy interesantes:

1. Los entrenadores y los jugadores están convencidos de que las lesiones constituyen un problema grave que, en general, pueden prevenirse mediante programas especiales de prevención y recuperación.

2. Los jugadores y los entrenadores difieren en la opinión de cuándo volver a jugar después de una lesión. Mientras los jugadores quieren decidir por sí mismos (81%), los entrenadores de los equipos acuden al médico como actor principal (84%) para tomar esta decisión. A menudo se toman decisiones en contra de la recomendación del médico por parte de ambos grupos (64% y 87%, respectivamente). Curiosamente, el 29% de los jugadores y el 71% de los entrenadores reconocieron recaídas de la lesión después de no aceptar el consejo del médico de no volver a jugar. En este sentido, se ha demostrado la importancia de la comunicación interna en los equipos de fútbol de alto nivel y cómo está correlacionada con las lesiones y la disponibilidad de los jugadores para entrenar y competir. Generar un buen clima laboral dentro del club,  preguntar y mostrar interés por el trabajo de los demás y diseñar protocolos de comunicación interna (canales, calendario de reuniones, ubicación en la semana,  informes a presentar,…) para favorecer la interacción positiva entre los miembros del cuerpo técnico y los jugadores son actuaciones muy recomendables.

3. Para los jugadores, cuatro de los cinco los principales factores de riesgo para sufrir una lesión se asociaron con la fatiga: un descanso/sueño deficiente, poca recuperación entre partidos, demasiados encuentros y un entrenamiento excesivo. El factor más destacado se asoció con niveles bajos de fuerza. Sin embargo, el historial de lesiones y la edad no fueron considerados por los futbolistas como elementos clave en la probabilidad de sufrir una lesión.

4. Casi todos los jugadores y entrenadores encuestados declararon que la prevención de lesiones es importante o muy importante y la mayoría de ellos declararon sentirse bien informados con respecto a este tema.

5. Para los jugadores, el factor más importante para asegurar la eficacia de los programas de prevención y recuperación de lesiones se relacionó con la monitorización de la carga en el entrenamiento y la competición. Las rutinas de calentamiento, la estabilidad lumbo-pélvica, el entrenamiento propioceptivo y funcional, el control de la dieta y el trabajo de flexibilidad fueron otros factores considerados como muy importantes. No obstante, las rotaciones en los partidos no fueron consideradas como un aspecto importante para prevenir la aparición de lesiones.

En resumen, las percepciones de los jugadores están tan sólo parcialmente de acuerdo con la evidencia científica existente. Proponer un programa de prevención y recuperación de lesiones basado exclusivamente en la evidencia de la ciencia posiblemente encontraría el rechazo de algunos jugadores y pondría en riesgo su éxito. En concreto, los aspectos relacionados con la participación en el juego (cuándo volver a la competición después de una lesión y la utilización de las rotaciones en los partidos) parecen los dos aspectos que más problemas pueden plantear ante los jugadores. El cuerpo médico y los entrenadores deberían conocer las percepciones y creencias de sus deportistas. Ya que éstas pueden verse influenciadas por lo que los futbolistas han aprendido del personal médico/entrenador, es recomendable proponer actividades formativas que permitan desarrollar sus creencias basadas en una información sólida y científica que pueda facilitar el cumplimiento de los programas de prevención. Cuando la evidencia científica es sólida pero el atleta no cree en lo que se va a hacer, hay que ser paciente. Cuando sea apropiado, es recomendable hablar sobre los arquetipos de deportistas que adoptan intervenciones basadas en la ciencia.

Referencias:

Ekstrand J, Hägglund M, Waldén M. Injury incidence and injury patterns in professional football: the UEFA injury study. Br J Sports Med 2011;45:553–8.

López-Valenciano A, Ruiz-Pérez I, García-Gómez A, et al. Epidemiology of injuries in profesional football: a systematic review and meta-analysis.. Br J Sports Med 2020;54:711–718.

Silvers-Granelli H, Mandelbaum B, Adeniji O, Insler S, Bizzini M, Pohlig R, Junge A, Snyder-Mackler L, Dvorak J. 2015. Efficacy of the FIFA 11+ injury prevention program in the collegiate male soccer player. Am J Sports Med. 43(11):2628–2637.

Liporaci R, Yoshimura S, Manfredini B. 2021. Perceptions of Professional Football Players on Injury Risk Factors and Prevention Strategies. Sci Med Football. Ahead of print.

Loose O, Achenbach L, Fellner B, Lehmann J, Jansen P, Nerlich M, Angele P, Krutsch W. 2018. Injury prevention and return to play strategies in elite football: no consent between players and team coaches. Arch Orthop Trauma Surg. 138(7):985–992.

Zech A, Wellmann K. 2017. Perceptions of football players regarding injury risk factors and prevention strategies. PloS One. 12(5): e0176829.

Ekstrand J, Lundqvist D, Davison M, et al. Communication quality between the medical team and the head coach/manager is associated with injury burden and player availability in elite football clubs. Br J Sports Med 2019; 53: 304-308.

Construyendo el futuro de la industria del deporte