Seleccionar página

Insights

¿Puede la pretemporada reducir el riesgo de lesión?
2 Sep 2020   -   

El objetivo de la pretemporada en el fútbol de élite es diverso. Por un lado, se trata de hacer pruebas (alternar jugadores en los partidos de preparación o amistosos, experimentar varios planteamientos tácticos o sistemas de juego, etc.), “medir las fuerzas con otros equipos” y desarrollar las capacidades físicas de los jugadores para prepararlos lo mejor posible para las demandas de la temporada. Los equipos de élite europeos suelen disputar una temporada de competiciones muy larga (desde Agosto hasta Mayo), con un corto período de preparación previo que suele durar entre 4 y 6 semanas. Sin embargo, la mayor parte de estos clubes suelen aprovechar la pretemporada para realizar viajes promocionales que pueden reducir el número de días disponibles para entrenar. ¿Hay alguna relación entre el trabajo que hacen los equipos en la pretemporada y las lesiones que sufren durante el resto del año?

Una reciente publicación1 ha analizado cómo influye el número de sesiones de entrenamiento realizadas por los equipos durante la pretemporada sobre la frecuencia de lesiones y la disponibilidad para competir de los jugadores durante la temporada. El estudio, publicado en la revista The American Journal of Sports Medicine en 2020, se basó en el análisis de 44 equipos de élite de 13 países europeos distintos durante 15 temporadas consecutivas (2001/2002-2015/2016). Los conjuntos incluidos en el estudio participaban en la UEFA Champions League o en la UEFA Europa League. El número de sesiones de pretemporada incluyó el período que va desde el primer entrenamiento hasta el primer partido de competición oficial. Un miembro del cuerpo médico de cada club registró las lesiones y la participación en las sesiones de entrenamiento y partidos de cada jugador. Los problemas relacionados con las lesiones se midieron mediante 5 indicadores distintos: (1) tasa de lesiones, (2) frecuencia de lesiones severas, (3) asistencia a los entrenamientos, (4) disponibilidad para competir y (5) frecuencia de lesiones.

Los resultados sugieren algunas conclusiones muy relevantes:

  • El número medio de sesiones de entrenamiento realizadas por los equipos durante la pretemporada fue de 30 (rango de 10 a 51 sesiones). Para todos los equipos durante la temporada, la media de días perdidos fue de 140,6 por cada 1000 horas de exposición, la frecuencia de lesiones severas fue de 1,2 por cada 1000 horas de exposición, la asistencia a los entrenamientos fue del 82,1%, la disponibilidad para competir fue del 86,9% y la frecuencia de lesiones fue de 7,1 por cada 1000 horas de exposición.
  • Un mayor número de sesiones de entrenamiento durante la pretemporada estuvo asociado con una menor carga de lesiones durante la temporada en 4 de las 5 medidas relacionadas con las lesiones. Cada 10 sesiones de entrenamiento adicionales durante la pretemporada redujo la media de días perdidos por lesión en 22 por cada 1000 horas de exposición (P = 0,002), la frecuencia de lesiones severas descendió en 0,24 lesiones por cada 1000 horas de exposición (P = 0,015), la asistencia a los entrenamientos fue un 1,4% superior (P = 0,014) y la disponibilidad para competir fue un 1,0% mayor (P = 0.042).

Parece, pues, que los equipos que realizan un mayor número de sesiones de entrenamiento en la pretemporada pueden reducir el riesgo de sufrir lesiones. En cualquier caso, los resultados deben ser tomados con cautela. No se ha controlado si los jugadores que completaron un mayor número de lesiones fueron los que menos lesiones sufrieron durante la temporada. Además no se ha tenido en cuenta el tipo de sesión (física, técnica, táctica, preventiva o de recuperación) ni la intensidad y el volumen del trabajo.

En resumen, los equipos profesionales deberían diseñar la pretemporada para disponer del mayor número de sesiones de entrenamiento posible y además entrenar bien. Reducir el tiempo de trabajo o hacerlo en unas condiciones que no son las mejores puede incrementar el riesgo de lesión durante los meses posteriores. Es posible que en la reincorporación a la competición tras las posibles pausas impuestas por el COVID-19 también debamos aplicar estos criterios de preparación.2

Carlos Lago Peñas

Referencias:

1 Ekstrand, J., Spreco, A., Windt, J., & Khan, K. (2020). Are Elite Soccer Teams’ Preseason Training Sessions Associated with Fewer In-Season Injuries? The American Journal of Sports Medicine, 48(3), 723-729.

2 BarçaInnovationHub. Los retos del deporte ante el COVID-19: entrenamiento, estadio y pérdidas. https://elearning.barcainnovationhub.com/es/los-retos-del-deporte-ante-el-covid-19-entrenamiento-estadios-y-perdidas/

Construyendo el futuro de la industria del deporte